Manual del Maestro Constructor

 

 

8. SOBRECIMIENTOS

 

En la parte superior del cimiento se construirá el sobrecimiento. Éste tendrá el mismo ancho que el muro que soportará.

 

La altura de los sobrecimientos variará de acuerdo a las características del terreno. Esta altura depende de la diferencia entre el nivel de la superficie del cimiento y el nivel escogido para el piso, más unos 10 cm (ver figura 77).

 

elementos para la construccion del sobrecimiento-Aceros Arequipa

 

Estos 10 cm de sobrecimiento por encima del piso terminado, nos sirven para proteger al ladrillo de las paredes de cualquier humedad que a futuro podría provenir del exterior de la casa o de su mismo interior.

 

Si la vivienda se encontrase en suelo arenoso o de arcillas  blandas, los planos pueden especificar que este sobrecimiento sea armado, indicando los diámetros y la distribución en forma de una viga. Si este fuera el caso, habrá que colocar, antes de encofrar, los fierros de refuerzo, los que deben quedar a una altura de 7 cm sobre el cimiento (ver figura 78). Esto se realizará de acuerdo a los planos.

 

sobrecimiento armado-Aceros Arequipa

 

8.1 ENCOFRADO DE SOBRECIMIENTOS

 

a. Armado del encofrado


Una vez que se empiece con la colocación del encofrado, se deberá verificar que las tablas a utilizar se encuentren en buen estado, limpias y no arqueadas.

 

Los costados de los encofrados están formados por tablas de 1" o 1½" de espesor y de anchos variables, de acuerdo a las alturas de los sobrecimientos.

 

Estas tablas, por su cara exterior, se unen a través de barrotes de madera de 2" x 3", separados cada uno por 60 cm. Para asegurar la verticalidad y estabilidad del encofrado, se usan otros barrotes, también de 2" x 3", los cuales se aseguran contra una solera* fijada con estacas el suelo (ver figura 79).

 

 

Por su cara interior, las tablas no deberán presentar restos de concreto endurecido y deberán estar untadas con petróleo, lo que posteriormente facilitará el desencofrado.

 

b. Recubrimiento y separación

 

Al momento de colocar las tablas, se deberá tener en cuenta que los fierros de las columnas (y del sobrecimiento si lo hubiera), deben quedar exactamente en el medio de la distancia entre ambas caras del encofrado. Para esto se usan los dados de concreto, así se garantizará un adecuado recubrimiento de las barras de acero al momento de vaciar el concreto (ver figura 80).

 


Asimismo, para guardar el ancho del encofrado, se utilizarán separadores de madera o de tubos de PVC, en la parte superior e inferior del encofrado. Luego ambas caras del encofrado se fijarán con alambre N° 8, amarrando los barrotes verticales de un lado a otro.


Consideraciones:

  • Al terminar de armar todos los encofrados, se debe hacer una verificación de ejes y niveles, ya que una vez vaciado el concreto será muy complicado hacer las correcciones.
  • Igualmente, se debe verificar la verticalidad de los encofrados con ayuda de una plomada.

 

 

 

 

 

Obra protegida por la ley de derechos de autor