Manual del Maestro Constructor

 

 

6. TRAZO Y REPLANTEO

 

6.2 REPLANTEO

 

Una vez hecho el trazo, éste nos sirve de guía para excavar el terreno, ubicar el encofrado, plantar las columnas, levantar los muros, etc. Pero una vez culminado cada uno de estos trabajos, es muy importante volver a verificar el trazo inicial, así como los niveles. A esto se le denomina replanteo.

 

El replanteo es de suma importancia. Se debe verificar los niveles y el trazo constantemente, esto nos garantizará que la construcción tenga los ejes perpendiculares, que los ambientes de la casa tengan las dimensiones que se especifican en los planos y que los niveles de los pisos sean los correctos.

 

Si se desea marcar nuevos puntos de nivel entre los que ya han sido determinados, se pueden usar "niveletas", las cuales nos sirven para facilitar la horizontalidad de nuestra visión. La "niveleta", que servirá para marcar el nuevo punto de nivel, se sube o baja de acuerdo a la indicación del visor, hasta que las tres estén niveladas (ver figura 67).

 

 

Consideraciones:

 

  • Se deben respetar los límites de las propiedades vecinas y de la vía pública para evitar problemas legales con los vecinos y la municipalidad.
  • Para marcar los límites del lote con puntos fijos, se pueden utilizar estacas de acero de 60 cm, que deben ser clavadas a una profundidad de 50 cm. También se pueden incrustar hitos, elaborados con barras de acero embebidas en un cilindro de concreto. El hito será enterrado a unos 30 cm de profundidad.
  • Para hacer las mediciones, es mejor usar una cinta métrica enrollable, de preferencia metálica, porque se deforma menos y lo sufi cientemente larga que permita medir de una sola vez toda la longitud del terreno. Durante esta operación, hay que evitar que la cinta métrica se arquee, distorsionando la verdadera longitud.

 

 

 

 

Obra protegida por la ley de derechos de autor