Manual de Construcción para Maestros de Obra

 

 

3. CONTROL DE CALIDAD DEL CONCRETO

 

3.1 INTRODUCCIÓN

 

El concreto es un material muy utilizado en las obras que se ejecutan en nuestro medio para construir la estructura de una edificación. Ésta es una razón más que suficiente para optimizar su calidad ya que de él depende la excelencia de la estructura.


Al concreto podemos considerarlo como una piedra que se ha obtenido artificialmente, primero, mezclando una serie de ingredientes; luego transportándolo, colocándolo, compactándolo y curándolo apropiadamente, de tal manera que éste adquiera las características que se ha establecido previamente, como por ejemplo, consistencia, impermeabilidad, resistencia a la compresión (f´c), etc.

 

 

Algunas veces, por indicación del ingeniero proyectista, hay que añadirle ciertas sustancias químicas llamadas "aditivos", con el propósito de mejorar o modificar algunas de sus propiedades.

 

 

3.1.1 CARACTERÍSTICAS DEL CONCRETO

 

Antes de que empieces la preparación del concreto, es importante que conozcas algunas de las características que tiene este importante material.


a.- Su elevada resistencia a fuerzas de compresión (Ver figura 60).

b.- Su escasa capacidad para soportar fuerzas de estiramiento (Ver figura 61).

c.- Su elevada resistencia para soportar altas temperaturas, provenientes, por ejemplo, de incendios (Ver figura 62).

d.- Su impermeabilidad, es decir, la dificultad de no dejar pasar el agua u otro líquido a su interior.

e.- Su consistencia, es decir, el grado de fluidez de la mezcla para que le sea fácil desplazarse dentro del encofrado y llegar hasta el ultimo "rincón".

f.- El concreto, como cualquier material, puede experimentar deterioro con el tiempo debido al medio que lo rodea. Por ejemplo:

  • El clima al cual está expuesto (brisa marina, heladas, deshielos, sol, frío, etc.).
  • El suelo que rodea a una cimentación.

 

Características del concreto

 

 

 

Obra protegida por la ley de derechos de autor