Edición N°27

CAPACITÁNDONOS

 

GANCHOS ESTÁNDAR EN EL FIERRO CORRUGADO PARA UNA BUENA ADHERENCIA
PARTE I

 

Ing. Ricardo Medina Cruz, Ingeniero Civil / U. N. Federico Villarreal

 

La adherencia o el “agarre” que debe existir entre el concreto y el fierro corrugado es un mecanismo básico: no puede faltar en la estructura que construimos. Gracias a este mecanismo, hay transferencia de fuerzas internas desde el concreto hacia el fierro de refuerzo y desde el fierro hacia el concreto. Esa transferencia de fuerzas hace que el concreto armado funcione bien como material estructural (Figura 1).

 

f1

 

Si no hay un correcto “agarre” entre ambos materiales, el fierro se deslizará en el interior sin encontrar resistencia alguna en toda su longitud y por tanto, no tomará la totalidad de las fuerzas internas de tracción (Figura 2). Como consecuencia, tendremos agrietamientos en el elemento estructural (viga, vigueta, columna, etc.) y luego vendría bruscamente el colapso. Es evidente que tenemos que evitar esta situación tan perjudicial.

f2

 

 

 

Para garantizar el funcionamiento pleno del fierro corrugado, además de unas buenas corrugas para evitar que se deslice en el interior del concreto endurecido, debemos emplear técnicas adicionales como las siguientes:

 

A.Anclaje por longitud adicional de desarrollo del fierro dentro del concreto (Figura 3).

 

f3

 

B.Ganchos estándar de anclaje dentro del concreto en los extremos del fierro (Figura 4).

 

f4

 

C.Anclaje mecánico del fierro a través de dispositivos especiales (Figura 5).

 

5

 

En esta edición de Construyendo con Juan Seguro y en la siguiente, veremos todos los detalles de la opción que se utiliza más para el anclaje: los ganchos estándar.

 

Ganchos estándar de anclaje

 

Muchas veces, el elemento estructural no tiene suficiente espacio para colocar una longitud adicional de desarrollo del fierro, que asegure un correcto “agarre”, como ocurre en la Figura 3. En estos casos, aplicamos los ganchos estándar de anclaje. Esta técnica consiste en doblar el fierro en sus extremos para darle la forma de gancho (Figura 4).

 

Los ganchos estándar se pueden aplicar en piezas longitudinales o en estribos. Ahora veremos los detalles sobre su uso en las piezas longitudinales.

 

Ganchos estándar en piezas longitudinales

 

Como sabemos, las piezas longitudinales son los fierros habilitados, como por ejemplo, el bastón para las viguetas de una losa aligerada, el fierro positivo o negativo de una viga (revisar la sección “Capacitándonos” de nuestra edición No 26), entre otros.

 

Para este tipo de piezas, el gancho estándar aplicado en su extremo puede tener un doblez de 90° (Figura 6) o de 180° (Figura 7). Para decidir si corresponde una medida de doblez o la otra, debemos revisar los planos de estructuras.

 

6y7

 

Al doblar el fierro para hacer el gancho estándar, el operario debe considerar una medida para la parte recta que queda a continuación del doblez. Si se ha aplicado un doblez de 90°, la longitud de esta parte recta posterior debe ser mayor o igual a doce veces el diámetro del fierro utilizado, como indica la Figura 6, y la longitud total L lo que corresponde según el cuadro 1. La longitud L considera el diámetro de doblado mínimo.

 

c1

 

Si se ha aplicado un doblez de 180°, la longitud de la parte recta que queda después del doblez debe ser mayor o igual a cuatro veces el diámetro del fierro utilizado, pero considerando un mínimo de 65 mm, como indica la Figura 7. Por ejemplo, si el resultado es menor que 65 mm, como en el caso del fierro de 12 mm de diámetro (4 x 12 = 48 mm), se debe considerar 65 mm o más. La longitud total L debe ser lo que corresponde según el cuadro 2.

 

c2

 

rec

 

 

 

 

 

 

Obra protegida por la ley de derechos de autor

Páginas: