Edición N°27

SIEMPRE SEGUROS

 

UTILIZANDO EL WINCHE CON SEGURIDAD

 

El winche es un equipo muy útil que sirve para subir o bajar materiales de un nivel a otro (Figura 1). Consiste en un rodillo giratorio con un cable que se enrolla alrededor y, de este modo, provoca el movimiento vertical de la carga. Para tener “poder de izaje”, es decir levantar más peso, necesita un motor eléctrico y se instala sobre una base previamente construida.

 

Veamos algunos de los riesgos más frecuentes en el uso del winche:

 

me

 

  • Vuelco del balde y caída de la carga.
  • Atropello a personas.
  • Caída del operador.
  • Atasco entre objetos móviles y fijos.
  • Las personas que lo manejan pueden sufrir cortes y golpes.
  • Contacto con la energía eléctrica y, como consecuencia, electrocución. Por ello, es mejor tomar medidas de prevención:
  • Antes de utilizar un winche, se debe considerar todos los factores que puedan afectar su uso, como el peso, tamaño y tipo de la carga, así como el alcance y altura máxima que se requiere.
  • El maestro de obra y el operador deben hacer una inspección previa de seguridad a todo el sistema elevador que incluya revisión de poleas, cables, seguros, etc.
  • Demarcar toda el área de la operación con conos de seguridad.
  • El montaje y el desmontaje deben ser realizados por personal especializado bajo la dirección inmediata de un supervisor competente y experimentado. Se debe seguir estrictamente las indicaciones del fabricante.
  • El winche debe apoyarse en un lugar firme y nivelado.
  • Antes del izado, el operador tiene que comprobar el funcionamiento de los frenos.

f2

 

  • No izar cargas si el winche no se apoya en sus soportes definitivos.
  • No utilizar ganchos, argollas, etc. fabricados artesanalmente (Figura 2).
  • Nunca exceder el límite de carga segura.
  • Asegurarse de que haya vía libre hasta el punto de destino y un lugar seguro para depositar la carga.
  • Solo se empieza a elevar la carga cuando el cable de izaje está vertical y la cuadrilla de carga está alejada.
  • La maniobra de izaje debe ser dirigida por una sola persona que esté en todo momento a la vista del operador.
  • No permitir al personal, por ningún motivo, asomarse desde los diferentes pisos por el área de acción del winche cuando esté en funcionamiento.
  • No aceptar, bajo ninguna circunstancia, que personal se ponga sobre la carga cuando sea izada, ni permanezcan personas debajo de la carga suspendida.
  • El operador no debe abandonar los controles del winche mientras la carga esté suspendida.

 

 

 

 

 

Obra protegida por la ley de derechos de autor

Páginas: