Manual del Maestro Constructor

 

 

9. PISO

 

Frecuentemente, el falso piso se hace al final de todo el proceso constructivo; sin embargo, es mucho mejor construirlo después de los sobrecimientos. Esto nos permite trabajar en forma más limpia y ordenada, mejora el tránsito de la gente y de las carretillas, permite la recuperación de materiales que se caen al piso, como por ejemplo, la mezcla para asentar ladrillos y le da más estabilidad a los puntales y los andamios de trabajo.

 

El piso generalmente está compuesto por tres capas: el falso piso, el contrapiso y el piso terminado (ver figura 83). Cuando se trata de un segundo o tercer piso, éstos sólo constan del contrapiso y del piso terminado, que se colocan sobre la losa aligerada.

 

 

9.1 RELLENO

 

a. Material de relleno


Lo más aconsejable es usar material de afirmado; sin embargo, debido a que este relleno sólo servirá de apoyo al falso piso, se podrá utilizar también el material extraído de las excavaciones de la cimentación, teniendo el cuidado de quitar las piedras con tamaños mayores a 5 cm y los materiales de desmonte, plásticos y basura, si los hubiere.


Este material debe ser humedecido por lo menos con un día de anticipación antes de ser usado. Esto permitirá que el agua penetre, de tal manera que cuando se le manipule hasta su lugar de colocación, esta humedad se uniformice en todo el material.


b. Nivelación


Se deben replantear los niveles respecto de la vereda y se deben colocar los puntos en el terreno. Comúnmente se usan ladrillos asentados con mezcla.


Para calcular el nivel de estos puntos de control del relleno, se debe descontar al nivel del piso terminado, los espesores del piso terminado, del contrapiso y del falso piso, tal como lo indican los planos, lo que aproximadamente suma unos 11 cm. Los niveles y espesores de estas capas se indican en los planos de arquitectura.


c. Compactación


La compactación debe hacerse por capas, con un espesor máximo de 15 cm. Lo ideal es usar una plancha compactadora, pero si no se dispone de una, podremos hacerlo con la ayuda de un pisón (ver figura 84).

 


La última capa a compactar debe quedar nivelada a la altura necesaria para recibir el falso piso.


Es importante realizar una buena compactación, ya que esto evitará futuros asentamientos de los pisos de la casa.


Una vez realizado los trabajos de relleno, nivelación y compactación, se podrá hacer el vaciado del falso piso.


Consideraciones:

  • Durante el proceso de compactación, hay que tener cuidado de no mover los puntos de nivel, ya que de lo contrario se modifi carían los niveles.
  • Durante el apisonado hay que tener mucho cuidado al soltar el pisón, ya que podríamos impactar los dedos de los pies, causando un grave accidente.

 

 

 

 

Obra protegida por la ley de derechos de autor