Manual de Construcción para Propietarios

 

 

7. PROCEDIMIENTOS POR PARTIDAS

 

7.7 TECHOS

 

7.7.1 Encofrado de vigas y techo aligerado

 

Antes de empezar a encofrar, debemos veri? car que la super? cie del suelo sobre la cual se apoyarán los puntales esté bien compactada y de preferencia con falso piso. Así, evitaremos que los puntales se hundan y se desnivele el encofrado.

 

Primero se colocan los puntales o "pies derechos" que soportarán al encofra- do. Estos deben tener unas medidas de 2"x 3" y el largo para llegar a la altura deseada.

 

Los “pies derechos” se regulan en la parte que contacta con el suelo, por me- dio de cuñas de madera. Por ningún motivo se debe utilizar piedras, cartones o cualquier otro material débil, por ser un apoyo inestable que pueda fallar con el peso.

 

 

Se recomienda que los "pies derechos" estén conformados por piezas enteras de madera y no tengan empalmes a lo largo. La distancia entre pies derechos debe ser como máximo 90 cm. De ser mayor, se podrían producir hundimientos en el entablado.

 

Los pies derechos soportan a las soleras, que deben tener una sección de 2"x 4". Sobre las soleras, se colocan las tablas que servirán de encofrado para las viguetas y vigas chatas. Estas tablas deben tener una sección de 1 1/2" x 8".

 

Para el caso de las vigas peraltadas (vigas con alturas mayores al espesor del techo), las tablas se apoyan directamente sobre los pies derechos, a los cuales se les acopla una cruceta.

 

Las tablas que servirán de fondo a las vigas, así como las tablas de los costados, se utilizarán para dar forma a la sección de la viga, respetando las medidas de los planos

.

 

 

Una vez armado el encofrado, debemos veri? car que esté perfectamente horizontal, para esto utilizamos un nivel de mano.

 

 

 

 

Obra protegida por la ley de derechos de autor