Manual de Construcción para Propietarios

 

 

7. PROCEDIMIENTOS POR PARTIDAS

 

7.2 CIMENTACIÓN EN TERRENOS HORIZONTALES

 

7.2.1 Excavación de Zanjas

 

Antes de abrir la zanja, debemos verificar que el terreno esté nivelado, sin basura ni vegetación.

 

Luego, iniciamos la excavación de la zanja de acuerdo al trazo, respetando las medidas de profundidad y ancho que se indican en el plano. Las paredes de la excavación deben ser verticales en lo posible (considerando la estabilidad del terreno) el fondo debe quedar limpio y nivelado.

 

El material excavado se depositará a una distancia prudente. Lo recomendable es colocarlo a unos 60 cm del borde de la zanja, para no causar presiones sobre las paredes y evitar derrumbes.

 

El solado


Una vez que se ha terminado la excavación de zanjas, es recomendable vaciar un solado en los lugares donde se van a plantar las columnas.

 

 

 

Para iniciar la construcción de una vivienda, primero debemos trazar los límites (linderos) de nuestro terreno y luego los ejes de la vivienda a construirse. Para esto, necesitamos colocar las balizas en las esquinas del terreno, así como en el cruce de muros.

Una vez colocadas las balizas, debemos amarrar un cordel en una de ellas y llevarlo hacia otra baliza. Esto nos permitirá ir dibujando los ejes de los muros que estan indicados en los planos, y que nos servirán de guía durante la construcción.

Para hacer el trazo sobre el terreno, se marcan dos puntos sobre el suelo con ayuda de una plomada y luego, desde estos dos puntos, se traza una línea con tiza o yeso.

Este procedimiento se repetirá para todo el trazo.

 

El solado es una capa delgada de concreto de 10 cm de altura que nos permitirá contar con una superficie plana y resistente para trazar y ubicar las columnas adecuadamente. Se puede preparar con la siguiente proporción: 1 bolsa de cemento y 4 buggies de hormigón y la cantidad de agua necesaria.

 

 

 

 

 

 

 

 

Obra protegida por la ley de derechos de autor